Jornadas de itineformación

 en Sin categorizar

Hace poco publicamos un artículo en el que os anunciábamos que necesitábamos un nuevo traductor de paisajes. Lo hemos encontrado. Al equipo se le suma una persona, que pronto tendréis el placer de conocer guiando grupos.

Itinerantur se despide así de su quinto verano y saluda a la nueva temporada con fuerzas renovadas. Además, como esperamos poder seguir creciendo en un futuro a medio plazo y creemos que la mejora continua es primordial para un trabajo bien hecho, organizamos unas jornadas de formación a las que asistieron nueve personas entre guías y formadores.

image

Meditando con Belén Salvador sobre la legislación turística en espacios naturales.

Las jornadas duraron dos días, y se dividieron en tres partes claramente diferenciadas. En la primera, Belén Salvador, cofundadora de la empresa, nos habló de algunos conceptos básicos para un trabajador de Itinerantur: el turismo responsable, la traducción de paisajes y las líneas de la empresa. Con ella hicimos algunos casos prácticos sobre legislación turística… ¿Sabías que en el Desierto de las Palmas no puedes ir en bici por senda? ¿Sabrías dónde podrías consultarlo?

Después de comer, le tocó el turno a Pedro Carrasco, gerente de la empresa Isoaventura y especialista en temas seguridad en el mundo del turismo activo. Con él aprendimos las diferencias entre un peligro y un riesgo, técnicas para eliminarlos o minimizarlos, y un protocolo de actuación en caso de accidente. Es fundamental ser consciente y anticiparse a estas situaciones y saber reaccionar en caso ante ellas.

image

Escuchando a una de las guías mientras aprendemos sobre los alcornoques.

Al día siguiente, tocaba salir al campo: Chema Rabasa, cofundador de la empresa, fue nuestro docente. Tras una introducción y lluvia de ideas sobre la interpretación del patrimonio, nos pusimos a caminar una ruta sencilla en la que cada uno de los asistentes debía hacer una parada e interpretar el paisaje. Estos fueron los momentos en los que los asistentes hicieron gala de sus extensos conocimientos, su capacidad de improvisación y su sentido del humor, al igual que harían con un grupo de excursionistas.

La formación acabó con muy buenas sensaciones y nosotros esperamos que podáis pronto conocer a alguno de estos nuevos guías que, como nosotros, transmiten la pasión por la naturaleza a la perfección.