LAS AGUJAS DE SANTA ÁGUEDA.

 en Itinerantur te cuenta

LA PLANA DE CASTELLÓN
A VISTA DE PÁJARO.

Después de unas largas vacaciones de Navidad, ya en 2016,
había que retomar la rutina exploradora, y ¿qué mejor equipo que el formado por
Viunatura e Itinerantur para llevarlo a cabo?

Las vistas, desde el inicio y a lo largo de toda la ruta, son absolutamente insuperables.

Escogimos una ruta a la que le teníamos muchas ganas por
diferentes motivos, y lo pasamos como verdaderos niños recordando los tiempos
en los que corríamos y trepábamos libres por los bosques y montañas de nuestra
infancia.

Foto-resumen del patrimonio natural que atesora este paraje: alcornoques, pinos rodenos, agujas silíceas, acantilados que quitan la respiración. 

Ascendimos
a las famosas Agulles de Santa Àgueda,
en el Parque
Natural del Desert de les Palmes
,
a pelo y enfilando las crestas directamente, sin caminos o senderos de
aproximación, como sólo unos niños grandes lo pueden hacer.

Panorámica de las Agujas de Santa Águeda siendo fotografiadas por Cristóbal (Viunatura).

Las recorrimos en toda su extensión, desde la más bajita a
la más alta y lejana, y volvimos hacia el coche bajando matorral y bosque a
través, como los jabalíes, por el barranco de la Comba y descendiendo 500
metros en poco más de un kilómetro y medio…

Tan solo uno de los innumerables alcornoques que, salvajemente, crecen en las pendientes de Santa Águeda.

Pasadas
más de 6 horas trepando, corriendo, subiendo, saltando… no existía cansancio,
no quedaba sudor, no se sentía hambre ni sed, sólo había ganas de emprender
otra aventura.

La costa acantilada de Benicàssim-Oropesa, el P. N. del Prat de Cabanes-Torreblanca, el litoral virgen de la Serra d’Irta y el infinito azul del Mediterráneo.

¡Por
muchas más como ésta, compañeros!