PEÑAGOLOSA Y LOS PEREGRINOS DE SIGLO XXI

 en Itinerantur te cuenta

Se inicia a las seis de la
mañana. Un recorrido penitencial en acción de gracias por la desaparición de
alguna plaga, pandemia o sequía. Trece peregrinos ataviados por vecinos oriundos
de la zona. Visten un tosco sayal de “roba de burell” azul índigo, cinturón de
cuero, sombrero negro y un rosario. El peregrinaje transcurre por senderos en
los que llueve y nieva. Salen descalzos hasta las últimas casas aunque algunos
realizan así el recorrido. Almuerzan huevos duros con pan y aceitunas más algún
trago de vino. Rezan y marchan en silencio. Llegan a Sant Joan de Penyagolosa
con las primeras horas del crepúsculo, casi oscureciendo.

De esto hace ya seis siglos, pero
así discurre este singular peregrinaje que el paso del tiempo no ha podido
cambiar ni borrar. De esta manera casi increíble en nuestros días trece hombres
de Les Useres mantienen viva una tradición centenaria año tras año… Aunque no son los únicos. Otras
peregrinaciones son las de los pueblos que rodean el macizo. Las de Vistabella,
Culla, Xodos y Puertomingalvo.

Casi sin saberlo estas peregrinaciones han inspirado uno de los
acontecimientos deportivos más importantes de la provincia: la MIM (Marató i Mitja) y también la ultratrail CSP, las carreras de Penyagolosa Trails, cuya decimoctava
edición tendrá lugar el próximo 23 de abril de 2016. Reúne a más de 2000 atletas
venidos de una veintena de países de todo el mundo.

Cartel  de Penyagolosa Trails V CSP y XVIII MIM 2016. Fuente: Facebook de Penyagolosa Trails

Esta vez se cambia la tela burda
y el rosario por ropa deportiva y calzado de montaña. Y aunque también empieza
a las seis de la mañana, el punto de inicio dista bastante del de aquellos
osados peregrinos. Con 63 kilómetros de recorrido y un desnivel acumulado de ascenso
de 3045 metros, la carrera parte desde Castellón, la capital de la Plana, hasta alcanzar el
venerado santuario del Maestrazgo histórico. Una aventura solo apta para los
más intrépidos.

Participantes de anteriores ediciones de la MIM. 

Fuente: Facebook de Penyagolosa Trails

 

Además de la organización de
estos macro eventos deportivos, Penyagolosa Trails, junto con los ayuntamientos de Benafigos y
Vistabella, realiza una importante labor de recuperación de antiguos caminos y
sendas cargados de historia, labor que está totalmente en línea con su
filosofía, que aboga por el respeto, la solidaridad y la conservación del medio
natural.

Si te gustaría sentir el fervor
que se respira en este acontecimiento, que no solo congrega a experimentados
atletas sino a multitud de aficionados y curiosos que se agolpan para dar la
bienvenida a sus participantes, desde ITINERANTUR te proponemos una experiencia
única. Únete a nosotros en la ruta El Peñagolosa, nuestro gigante
de piedra
el próximo sábado 23 de abril, y tú también serás parte de esta aventura centenaria.