Serie Especial: Cavidades de Castellón II

 en Entendiendo la naturaleza

Como ya os contamos en la primera parte de la serie especial Cavidades de Castellón, en nuestra provincia existen multitud de cuevas, en cuyo interior se generan formas espectaculares.Éstas, se desarrollan en las cuevas de roca caliza, que al entrar en contacto con el agua, se disuelve y genera carbonato cálcico que cae lentamente y  se acumula. Si a ello le sumamos la acción del viento y del agua, obtenemos como resultadouna gran variedad de formas sorprendentes, capaces de despertar nuestra imaginación y admiración.

En el artículo de hoy, vamos a recorrer la geografía castellonense y conocer alguna de las cuevas más impresionantes de la provincia. ¿Preparados?

Generalmente, las formaciones más conocidas y fáciles de encontrar son las estalactitas, las estalagmitas e incluso las columnas (cuando ambas consiguen juntarse).  Sin embargo, además de éstos, existen una gran variedad de espeleotemas que podemos observar, como la Bandera Corroída en el río subterráneo de la Sima de Posos olos gours en la cueva de Cirat (pequeños lagos que se forman en el interior de las cavidades).

Sin embargo, siempre que hablamos de espeleotemas, la primera parada debe serla Sima Gótica, en Caudiel, una de las cavidades más impresionantes de toda la provinciay que además está poco frecuentada gracias a la complejidad de su acceso. Se trata de una sima pequeña pero excepcional. Entrar en ella es descubrir un paraíso subterráneo abarrotado de formaciones de gran belleza. ¡Es tan impresionante que no sabes dónde mirar! Y por supuesto, en un paraíso no pueden faltar los árboles (aunque  también esténformados por carbonato cálcico). Se trata de formaciones que recuerdan a un bosque de abetos y reciben el nombre de pináculos coralinos subacuáticos. Por desgracia, actualmente algunas de sus formaciones están rotas, consecuencia de un terremoto que tuvo lugar hace 23 años (en junio de 1995) con el epicentro muy cerca de esta cueva, entre Soneja y Segorbe.

Para la siguiente parada, nos vamos hasta la Sierra de Engarcerán, y aquí, encontramos otra de las  cavidades imprescindibles de nuestro territorio: El Avenc dels Novençans. Esta sima fue abierta hace tan solo un par de años, durante los trabajos de adecuación de una pista forestal. Ya en la primera sala, podemos observar pequeñas estalactitas y raíces en una zona de techo bajo.Si continuamos descendiendo, encontramos una segunda sala que en  un tiempo pasado estuvo inundada. Y… ¿cómo lo sabemos?  Gracias a las formaciones que cubren el suelo y tienen forma de flor, indicadoras de antigua presencia de agua permanente. Pero esperad, todavía falta lo mejor; para ello, debemos atravesar la estrecha gatera que hay para acceder a la sala; si lo hacemos, no nos arrepentiremos. Su inmensa belleza es cautivadora. Está repleta de espeleotemas de diversas formas y colores. Eso sí, ¡mucho cuidado!Debemos ser meticulosos al movernos y avanzar muy lentamente para no romper ninguna de las formaciones todavía activas (en desarrollo) en la actualidad.

Sup. Izq. Gour de la cueva de Cirat/ Inf. izq. Raíces en el Avenc dels Novençans/ Dcha. Gran estalagmita en el Avenc dels Sapos.

 

La última parada la hacemos en Fanzara, en El Avenc dels Sapos. Durante la visita  tendremos que saldar diversos obstáculos, pero cuando lleguemos a la sala y nos encontremos con formaciones tan asombrosas como la cafetera (sí, habéis leído bien “la cafetera”) o una estalagmita de unos 7 m con su correspondiente estalactita a muy poca distancia (¡A punto de unirse y formar una columna!), se olvida el angosto camino recorrido hasta llegar allí, tanto para alcanzar la boca de la cavidad como para adentrarse en ella. ¿No os parece una auténtica pasada?

Y hasta aquí nuestra selección personal. Cabría incluir la Cueva del Toro (En el corazón de Espadán), pero a esa ya le dedicamos una entrada en exclusiva: “La piel y las entrañas de Espadán”. Como veis, existe una gran diversidad de espeleotemas y no hay  nada más grato que poder descubrirlas y admirarlas junto a tu familia, que al final es en lo que se convierten tus compañeros de aventuras.