¡Mico-consejos! Iníciate en el mundo de las setas.

 In ¿Sabías qué...?, Entendiendo la naturaleza, Itinerantur te cuenta, Turismo responsable

Con la llegada del otoño y las lluvias que nos han acompañado en las últimas semanas, ¡la temporada de setas ya está aquí!

Por eso, os dejamos unos consejos básicos para disfrutar de esta fantástica actividad y que todos podamos seguir realizándola muchos años más.

 

  1. Recuerda siempre utilizar una cesta de mimbre

¿Por qué? Las setas en realidad son como las “flores” de los hongos y, como tal, portan las “semillas” o esporas que perpetuarán la especie. El uso de las cestas de mimbre facilita la dispersión de las esporas y así nos aseguraremos disponer de setas para el próximo año.

 

  1. ¡No emplees bolsas de plástico!

Además de no permitir la caída de las esporas al suelo, el plástico y la poca ventilación también pueden provocar que algunas setas se pongan rancias antes de tiempo (y seguro que no quieres eso).

 

  1. Usa una navaja para cortar las setas

Evita arrancar “las raíces” o el micelio del hongo, que sería como arrancarle una rama entera al árbol para coger tan solo una manzana. No obstante, para la correcta identificación de algunas especies se hace necesario sacar todo el pie de la seta; lo lograremos haciendo palanca con nuestra navaja.

 

  1. Nunca recolectaremos setas que no conozcamos

Que no conozcamos ni tampoco aquellas de las que no estemos completamente seguros. Ya lo sabéis, pero a veces hay que recordarlo… existen setas que son tóxicas y algunas incluso pueden ser mortales para el ser humano. ¡Mejor no arriesgarse!

 

  1. No recojas más setas de las que puedes consumir, ¡el bosque te lo agradecerá!

No olvidemos que estamos realizando una actividad en un entorno natural que debemos respetar, y que los hongos cumplen una función importantísima en el ecosistema: descomponen la materia orgánica, fertilizando nuestros bosques en el proceso y además, la mayoría de los hongos establecen relaciones de simbiosis con las plantas, generando una red de transporte de nutrientes y agua bajo nuestros pies.

 

  1. Una última advertencia… ¡Ojo con la ley!

Cada territorio tiene su propia normativa con respecto a la recolección de setas. Infórmate antes de iniciar tu jornada micológica para evitarte problemas. ¡Ah! y asegúrate de no entrar en propiedades privadas ¡si te pillan, podrían denunciarte por hurto!

 

Y como siempre, no dejes basura en la montaña, lleva calzado apropiado, agua y alimento suficiente, avisa a algún conocido en caso de ir sol@ a la montaña y disfrutar al máximo del tiempo al aire libre.

¿Ya tienes la cesta preparada?