¿Sabías que…? El Desierto de las Palmas es un oasis

 In ¿Sabías qué...?

A aquellos que no lo conocen lo primero que les llama la atención
del Parque Natural es el nombre, y
es que nada más empezar el ascenso ya vemos que de desierto, el Desierto no
tiene nada. ¿Por qué, entonces, su nombre?

La segunda parte de la nomenclatura, las Palmas, viene dada
por la planta que más presencia tiene en el lugar: el palmito, que es la única
especie de palmera autóctona de Europa. Pero aun así… ¿por qué Desierto?

Cuenta la historia que la Orden Carmelita en el año 1697,
buscando un lugar donde establecerse, escogió este lugar por la paz que se
respira en él, siendo una especie de desierto para el retiro espiritual.

Por ello y por las múltiples fuentes que encontramos en el
Parque es más bien un oasis repleto de agua y vegetación donde, eso sí, se
respira la tranquilidad propia de un desierto.