Blog

Serie especial Tortugas. Nº 1.BAJO EL PARAGUAS DE LAS TORTUGAS.

Los quelonios, comúnmente conocidos como tortugas, son unos de los  seres con más trayectoria sobre este planeta.
Han sido capaces de adaptase a todo tipo de hábitats y, últimamente, aguantar
gloriosamente los continuos ataques del descuidado ser humano. El espíritu Itinerantur
siente gran debilidad por estos seres tan valientes y a modo de regalo les
vamos a dedicar unas cuantas entradas en nuestro blog.

Queremos fomentar vuestra ya de por sí viva curiosidad por estos animales
tan singulares. Es bien conocida su fama de animales lentos, longevos,
tranquilos, pero ¿sabemos realmente cuáles son sus necesidades, sus peligros,
sus amenazas? Para entender la importancia que tienen estos seres con los que compartimos
territorio tenemos que conocer un poco mejor sus hábitos, costumbres y
fragilidades, seguro así podremos contribuir a su conservación.

image

Tortuga mediterránea (Testudo hermanni
hermanni). Fuente: www.vertebradosibericos.org

En primer lugar y sólo para refrescar la memoria, recordaremos que las
tortugas son reptiles, animales de sangre fría, ovíparos, atraviesan anualmente
un periodo de hibernación (excepto las marinas) y su mayor actividad la
adquieren en las estaciones más cálidas, aprovechando este momento para la
reproducción.

En el territorio valenciano tenemos la gran suerte de contar con varias especies
de tortugas y galápagos, pudiendo observarlas en estos ecosistemas:

  • en aguas dulces: galápago
    europeo (Emys orbicularis) y
    galápago leproso (Mauremys
    leprosa
    ).
  • en el mar: tortuga boba o
    cabezona (Caretta caretta).
  • en matorrales mediterráneos:
    tortuga mediterránea (Testudo hermanni) y tortuga mora (Testudo graeca).

Cada vez más escasas y difíciles de observar por la destrucción de sus
hábitats, las características morfológicas de las tortugas las han hecho muy
vulnerables a diferentes peligros. Es por ello que requieren de protecciones
especiales y de mejoras en los ecosistemas donde habitan. Se data en 200
millones de años el tiempo que las tortugas llevan en el planeta y tan solo en
las últimas décadas sus poblaciones han pasado a estar en franca decadencia. Por
ello, algunas de las tortugas que encontramos en nuestro entorno están
catalogadas en peligro de extinción, vulnerables o amenazadas, e incluidas dentro del libro rojo de especies en peligro de la Unión Internacional para la Conservación
de la Naturaleza
 (UICN).

Las tortugas tienen un papel muy importante dentro de todos los ecosistemas
que ocupan. Desde hace ya unos años la comunidad científica ha clasificado a
estas especies como “especies paraguas”, es decir son indicadoras del estado de
conservación de las diferentes áreas donde son residentes o estacionales. El
número de individuos, reproducción y estado de salud de las especies nos da
mucha más información de la que pensamos: si las tortugas están en buen estado
seguramente el ecosistema esté ecológicamente sano.

image

Tortuga boba o cabezona (Caretta caretta). Fuente:
www.testiweb.com

Vamos a compartir en este rincón de palabras algunas de las curiosidades que
acompañan a estos reptiles:

  • ¿Qué función tiene el caparazón?

    Principalmente les sirve como defensa contra los depredadores y como protección frente a cambios bruscos de temperatura o desecación. Está presente
    en todas las especies con  la excepción
    de la tortuga baula o laúd (Dermochelys coriacea) la de mayor tamaño del mundo
    y que cubre su cuerpo con un cuero muy grueso.

  • ¿Tortugas o galápagos?  Muchas veces
    llamamos por igual a unos y otros quelonios, pero debemos saber que no es así.
    La denominación tortuga se refiere a
    las tortugas terrestres y a las marinas, pero en el caso de las tortugas que
    viven en agua dulce su correcta designación sería galápago.
  • ¿Son sociales las tortugas? Realmente no, son
    animales bastante solitarios buscan a los de su especie en las épocas de
    apareamiento y realizan unos cortejos muy llamativos.
  • ¿Lloran las tortugas marinas cuando están
    anidando? Es  muy romántico este mito,
    pero realmente no están llorando: están expulsando la sal que tienen en sus
    ojos.
  • ¿Sabías que la temperatura de incubación
    determina el sexo? Así es: temperaturas altas darán lugar a hembras y temperaturas
    bajas producirán machos.
image

Galápago europeo (Emys
orbicularis). Fuente: www.danieljablonski.com

Como podéis ver son un sinfín las preguntas que
nos despiertan estos animales tan peculiares. Y no nos vamos a quedar aquí: en
las próximas semanas vamos a compartir información más detallada de cada una de
las especies. Deseamos que sea de vuestro interés, y recordad: si veis una
tortuga pasar sólo la debéis fotografiar. Será vuestro mejor apoyo a su
conservación.

Comparte en tus redes:

Otras noticias que pueden interesarte:

Archivo